divendres, 23 de maig de 2014

La idealización de lo Obvio


¿Será, quizás, la profunda especialización del saber?


¿Será, quizás, la falta del hambre del conocer por conocer, sin que necesariamente conlleve recompensa alguna?

¿Será, quizás, el hemos llegado a tal extremo de que empezamos a considerar exótico lo propio?

Nos han llegado a mitificar tanto la dieta mediterránea que no se han dado cuenta que en el mediterráneo ya no se usa, al menos en la zonas septentrionales, especialmente las occidentales, y en la otras, si se hace, es por que no queda más remedio.

Mediterráneo, hermosa palabra, cantadacontadarecitada, y sobre todo usada.
Palabra, que aunque evidente, oculta su etimología a algunos: Mediterraneum mare, no puede si no referirse a aquel mar que está en medio (medius) de las tierras conocidas entonces (terra).

Quizás resulte curioso añadir que terra se relaciona con la raíz indoeuropea *ters (secar) de ahí salieron los latinos torridus y torrere que nos dieron nuestros tórrido, torrar y tostar.

Ya no volveréis a comer tostadas de la misma manera, objetivo cumplido.

Bueno, éste si, pero no el principal.

Volviendo a la dieta, lo que resulta obvio es que en el mediterráneo hasta hace algunos decalustros, al menos las clases populares, sólo han podido consumir lo que producía el lugar, por lo que resulta evidente que los mediterráneos no tenemos ningún mérito por el hecho de su forma de comer lo que hay se convierta en tendencia.

QED que ningún mediterráneo tomó esta dieta por gusto, es más, cuando tuvo oportunidad… huyó de ella.

Por cierto, he podido comprobar personalmente que con la dieta mediterránea del norte y el oeste engordo y con la del sur y el este adelgazo. ¿Hay dietas más mediterráneas que otras, o mejor tiene que ver con el primer y el tercer mundo?

Veamos una ultramarina versión del ideal:

The Mediterranean Diet Manifesto

Publicado el 23/5/2014 en la Llista_IP como La(s) infografía(s) de los martes, o no: [227]

Cap comentari: